Lunes, 26 Septiembre 2022

  +503 2375-2453 

esen
  • Inicio
  • sitteaies
  • Historia de SITTEAIES

Historia de SITTEAIES

 

HISTORIA DE SITTEAIES 1994-2018:


Durante los últimos años de la guerra civil en el salvador, el poder económico y político incremento la opresión a las organizaciones sindicales y a quienes las integraban mediante la persecución, encarcelamiento, desaparición y asesinatos de parte de los grupos represores o la autoridad porque se consideraba subversivo debido a la corriente ideológica vinculada a las banderas de lucha reivindicativas contrarias al sistema político militarizado de aquella época.


Claro ejemplo de ello fue el atentado dinamitero en el local de FENASTRAS, el 31 de octubre 1989, donde murieron una decena de dirigentes sindicales y sufrieron heridas más de veinte personas, por considerárseles aliados a la guerrilla del FMLN y sus brazos armados en los días previos a la ofensiva final en noviembre de ese mismo año.


A la lista de los más de 70.000 mil muertos a la fecha de los acuerdos de paz, se debería sumar a la historia el debilitamiento de un movimiento sindical fortalecido en las décadas de los 60 y 70 no solo por los cierres de las fuente de empleo, la persecución, la integración de muchos de sus miembros y dirigentes a la lucha armada, la operatividad en clandestinidad, sino también al estigma generalizado de la sociedad al movimiento sindical considerándolo incluso anti patriótico.


En los inicios de la década de los 90, en muchas instituciones del estado, existían algunos sindicatos con una base afiliada organizada, débil pero sobreviviente de la guerra y en otras instituciones emergían esfuerzos por organizar a los trabajadores en circunstancias de clandestinidad y bajo constantes amenazas.


En el aeropuerto, sucedía así que allá por 1991 y 1992 se hicieron esfuerzos infructuosos por constituir una organización sindical y ante los intentos fallidos incrementaban las amenazas, la incertidumbre y la inestabilidad laboral de parte de los empleadores.


Con apoyo del S.I.P.E.S (Sindicato De Industria Portuaria De El Salvador) como contraparte de los trabajadores que laboraban para cepa, hacia los liderazgos existentes entre trabajadores del aeropuerto se constituyó oficialmente al Sindicato De Trabajadores Por Establecimiento Del Aeropuerto Internacional De El Salvador S.I.T.E.A.I.E.S el 12 de octubre de 1994 con un colectivo de 46 trabajadores afiliados.

 

A este esfuerzo colectivo que procuraba respeto a los derechos consignados en la ley, el acceso a la posibilidad de gozar de estabilidad laboral, dignificar los salarios y obtener algunas prestaciones; se sumaron más trabajadores y trabajadoras logrando obtener más del 50 por ciento de afiliación, el principal requisito para negociar contrato colectivo de trabajo posterior a la presentación del pliego de peticiones.


Fue entonces en 1996 que se obtuvo a favor de los trabajadores el primer contrato colectivo de trabajo que armonizaba la relación laboral con cepa. Este contrato contenía aproximadamente 40 clausulas.


Así, con un cambio en las condiciones laborales y a pesar de la persistencia de conductas anti sindicales de algunas jefaturas, continuaba creciendo la afiliación y fue posible una segunda negociación de contrato colectivo de trabajo en 1998, mejorando con sus 60 cláusulas las condiciones de trabajo y de vida los trabajadores y las familias de los mismos.


Por ley, cada dos años los sindicatos tienen la facultad de presentar un nuevo pliego de peticiones previo a la negociación del contrato colectivo de trabajo. En 1998, el colectivo de SITEAIES y su dirigencia ante los estragos de la tormenta tropical Mitch no solo a la zona oriental sino al país como Estado y siendo consecuentes ante la población en el impacto mediático, se acordó declinar iniciar el nuevo proceso de negociación del CCT correspondiente a 1998-2000.


La coacción y las posturas anti sindicales se veían acompañadas de procesos de privatización que los gobiernos de ARENA ya habían implementado en otras instituciones de Estado. Aparte de la aplicación de medidas que desde entonces han impactado en las mayorías de la población.


Se puede destacar la privatización de la banca nacional, la desaparición del I.R.A., el I.V.U, así como el D.U.A. la instauración del I.V.A. y la férrea lucha de los sindicatos del sector salud por evitar la privatización (las marchas blancas), fueron parte de lo vivido en esa época.


Uno de los principales acontecimientos para los trabajadores organizados en los sindicatos de CEPA fue la privatización y concesión de servicios en el Puerto de Acajutla, impulsándose una campaña mediática desde el gobierno, que genero una opinión pública que engaño a la población justificando la necesidad de privatizar esa empresa de la institución ante el desgaste e inviabilidad que había provocado el sindicato.


El S.I.P.E.S una de las organizaciones más fuertes y emblemáticas en el país fue aniquilado. Colateralmente fue también un golpe para SITEAIES.


Ya en el aeropuerto se advertía un clima adverso que sugería una visión política del gobierno de derecha de continuar la racha privatizadora ya que se habían firmado el TLC con Estados Unidos y dolarizado la economía; se sostenía un nivel de resistencia desde la organización e incluso estaban elaborándose las consultas para redactar el pliego de peticiones de la nueva negociación de CCT; coyunturalmente el gobierno de ARENA presidido por Francisco Flores vio la oportunidad de aprovechar mediáticamente el impacto mundial que tuvo el ataque a las torres gemelas de Nueva York para diezmar al sindicato con una intervención militar que sustituía a los trabajadores del departamento de seguridad y carga reduciendo drásticamente la planilla laboral y por consecuencia la de afiliación aproximadamente en un ochenta y cinco por ciento.

 

Desde el gobierno y la administración de CEPA se elaboraron estrategias para eliminar el sindicato pero el ataque que ejecutaron fue en cuestión de horas y eso realmente fue un hito para SITEAIES.


A partir de esa debacle, se concertaron esfuerzos para que la organización claudicara. Se tuvieron apoyos con el Centro De Solidaridad, 3f de Dinamarca, la Federación Internacional Del Transporte a nivel internacional, las organizaciones locales en el país mostraron su acompañamiento solidario; también se tuvo el acompañamiento del FMLN como oposición en aquel entonces a través de otras instituciones de gobierno, durante los meses de discusión para la salida al mayor conflicto laboral que ha enfrentado el sindicato en su historia.


De los casi 700 afiliados que estaban organizados a SITEAIES, solamente 70 trabajadores del departamento de mantenimiento y administrativo, sobrevivieron a la lucha acompañando el proyecto sindical de SITEAIES. Muchos trabajadores optaron por recibir su liquidación. Así, se concesiono parqueo; seguridad fue sustituido por la PNC y posterior se concesiono a empresas privadas, igual que los servicios de limpieza y que obviamente beneficiaron a empresas privadas que tenían a financistas de ARENA y vinculados a la ANEP.


Dentro de lo establecido para la salida del conflicto para el caso de los trabajadores en carga, el gobierno y la administración de CEPA crearon un sistema de cooperativismo con los ex trabajadores. Se les brindaron facilidades para montar la capacidad instalada y operar como lo hacían antes de la militarización y ellos serían los administradores. Sin embargo un par de años después, una licitación adjudicada a otras empresas privadas, los dejo fuera de competencia, perdieron su capacidad instalada y la fuente de ingresos para sus familias también.


De este proceso, las organizaciones internacionales que apoyaron a que SITEAIES no fuera liquidado en su totalidad, tomaron a bien en acompañar en el inicio de nuevas campañas de sensibilización, socialización del sindicato dado que no se había perdido la titularidad del contrato, aunque si la capacidad de negociar y era latente el riesgo de que en una nueva arremetida la organización si desapareciera.


Fue entre los años 2003 y 2005 que mediante estos acompañamientos se constituyeron con su personería jurídica y con SITEAIES como ¨padrino¨ a SITEVMAIES, Sindicato De Los Trabajadores Eventuales Del Aeropuerto Internacional De El Salvador y a ¨SIGTRASEL¨, Sindicato De Gremio De Los Trabajadores Del Sector Limpieza respectivamente, en una forma de fortalecer el empoderamiento de los trabajadores y unificar respaldos ante los constantes procesos de privatización que vulneraban la estabilidad de los trabajadores.


Cabe destacar que en 2003, ingresaron a laborar en el aeropuerto de forma directa para cepa un nuevo grupo de trabajadores, jóvenes en su totalidad al departamento de operaciones y ello represento para SITTEAIES una nueva oportunidad de incrementar la afiliación mediante la organización, aunque hubo en principio, una severa resistencia ante las ¨advertencias¨ de la administración de ni siquiera tener contacto con un sindicalista de SITEAIES, dado que eso significaría el despido.


Sin embargo, la persistencia de los directivos y afiliados mediante el apoyo de 3f de Dinamarca, el centro de solidaridad y la ITF, lograron materializar esfuerzos; la afiliación comenzó a crecer y motivo la afiliación de otros trabajadores con mayor antigüedad laboral concretando así los esfuerzos para que en el 2008 se lograra negociar el contrato colectivo de trabajo.

No solo la negociación a favor de los trabajadores de cepa aeropuerto era tangible. También mediante la representatividad de la organización con el apoyo por la afiliación de SITEAIES a F.E.S.T.R.A.S.P.E.S y la C.S.T.S, federación y confederación local respectivamente, se intermediaba a favor de los trabajadores eventuales y de limpieza con beneficios tales como la estabilidad laboral, mejoras salariales, vigilancia y cumplimiento de que les fueran otorgadas las prestaciones de ley, uniformes, calzado etc.


Aun con las nuevas afiliaciones, el nivel de organización y la suma de nuevos aliados a nivel local e internacional, SITEAIES y los trabajadores continuaban enfrentando amenazas con las medidas de privatización.


Ante eso, ya se evaluaba la posibilidad de una transformación de sindicato de empresa a industria. De esa manera se podrían afiliar a más trabajadores y consolidar números que colectivamente pudieran hacer frente a las estrategias de gobiernos de derecha por consolidar sus planes de privatización o continuar con el saqueo de instituciones de estado como CEPA para aumentar la riqueza de algunos personajes de la palestra política y empresarial.


En un intento por generar condiciones idóneas para una transformación de sindicato a industria y de generar inclusión y afiliación para otros sectores que por la relación laboral era indirecta mediante la tercerización con los empleadores, SITEAIES, promociono y concreto la constitución de SITIAPES con un modelo de industria y aunque el trabajo fue efectivo en su momento, hubieron dificultades para el entendimiento y materialización del propósito original con la cual fue constituida esa organización, declinando así la incorporación de SITEAIES a SITIAPES y procurando mejorar con el tiempo y esa experiencia los mecanismos para una verdadera transformación, conservar la titularidad del contrato colectivo y sobre ello generar condiciones de afiliación a trabajadores de otros sectores del aeropuerto.


En los años 2010 y 2012 SITEAIES negocio 2 contratos colectivos de trabajo incorporando nuevas clausulas y mejorando condiciones salariales, laborales y sociales para los trabajadores y ya se había logrado organizar aproximadamente al 70 por ciento de la totalidad de trabajadores de contrato directo con cepa aeropuerto.


Durante estos años y con la presencia de un gobierno de izquierda con el FMLN, si bien nada estuvo ¨regalado¨ para el sindicato, se percibió una apertura para que los sindicatos en general pudieran desarrollar un trabajo más eficaz en cuanto al cumplimiento de la ley para la organización y la afiliación en sindicatos.


Hay que hacer una valoración paralela dentro de lo que el FMLN, su llegada al gobierno y un gobierno de alianzas desde la izquierda implicaba para la cepa y vinculaba a SITEAIES.


Durante el último gobierno de arena se construyó el Puerto De La Unión con un millonario préstamo internacional que incremento por la devaluación del dólar ante el yen producto de la recesión económica internacional, la crisis inmobiliaria en Estados Unidos y la escalada de los precios del petróleo que impacto en la economía de estados unidos y en su efecto cascada en la economía dolarizada en el salvador.


Honrar la deuda del gobierno por el pago del Puerto De La Unión que fue un lastre por las complicaciones técnicas en su construcción, la amenaza de perder la atracción de trabajo por la falta de inversión en el Puerto De Acajutla ante la competencia del Puerto De San Carlos en Guatemala y un ataque mediático al gobierno por la falta de modernización del aeropuerto que si bien es certificado internacionalmente, la empresa privada promovió un chantaje político para que se mejorara o se trasladara la inversión del gobierno a través de Asocios Públicos Privados y para lo cual incluso se creó una ley en la asamblea legislativa con la correlación de ARENA, PCN, PDC y GANA.


Esto realmente para CEPA implico la titularización de valores, calculando que honrar la deuda e inversión implicaba ceder bienes y servicios a través de privatizaciones con un modelo de Asocios Públicos Privados y para el sindicato era prioritario encontrar el mecanismo idóneo para conservar la titularidad del contrato colectivo, no perder los derechos adquiridos ante la posibilidad de una sustitución patronal, no verse vulnerable y fortalecerse a la vez.


En conjunto con la ITF, el Centro De Solidaridad y FESTRASPES, SITEAIES inicio el proceso de socialización colectiva sobre la necesidad de evolucionar a sindicato de industria.


En cumplimiento a este objetivo, se crearon los estatutos, hubo un proceso de desafiliación de SITEAIES para constituir a SITTEAIES, se ejecutaron las diligencias en el ministerio de trabajo y cumpliendo los procedimientos y los tiempos establecidos se constituyó en 2013 con su personería jurídica el Sindicato De Trabajadoras Y Trabajadores De La Industria Aeroportuaria De El Salvador Y Conexos S.I.T.T.E.A.I.E.S


Paulatinamente, se afiliaron los más de 400 trabajadores del antiguo SITEAIES por establecimiento y se afiliaron los trabajadores del sector de limpieza. Cabe destacar que los trabajadores eventuales en la última negociación de contrato colectivo de SITEAIES por establecimiento fueron incorporados a la planilla directa. Adicionalmente se han sumado a la organización trabajadores de parqueo y del departamento de carga, servicios y bienes que fueron recuperados por CEPA.


Esto hizo que a su vez se constituyera la seccional por empresa aeropuerto, con alrededor de 600 miembros, posteriormente se creó la seccional de seguridad con casi 125 miembros y la seccional de oficina central con casi 150 afiliados y afiliadas la cual inicio su proceso de negociación del primer contrato colectivo en el 2016 consumando ese esfuerzo a bien de los trabajadores organizados con su sede en San Salvador.


SITTEAIES ya como sindicato de industria, ha negociado dos contratos colectivos en 2014 y 2016 respectivamente. El último CCT contiene 85 clausulas, aumentando el alcance de los beneficios a trabajadores que habían estado precarizados desde la militarización del 2001 dignificando las condiciones de vida para sus familias.


Actualmente, la seccional de SITTEAIES Aeropuerto está negociando un nuevo contrato colectivo. Además, se ha suscitado la incorporación de los trabajadores de seguridad que estaban constituidos como una seccional aparte a la seccional de cepa aeropuerto por su incorporación directa a la planilla de cepa como parte de los logros de la última negociación y se constituyó una nueva seccional con el otorgamiento de la personería jurídica a los trabajadores del Museo Del Ferrocarril (FENADESAL) que han confiado en el proyecto de organización y afiliación a SITTEAIES.

 

Uno de los principales retos de la organización es consolidar el espíritu solidario y combativo entre sus afiliados apostándole a los procesos de formación y educación, proyectando en las nuevas generaciones y muchos jóvenes la visión de una organización consecuente con la misión que marco su inicio hace 25 años y por supuesto generar estrategias que permitan abrir camino para la organización en la empresa privada.

Imprimir Correo electrónico